Quito Colonial

Quito, capital del Ecuador se lo conoce con varios nombres que la engrandecen: Se la llama “La Florencia de América” por la riqueza artística que guardan sus templos y museos; “Luz de América” por haber sido cuna de las ideas libertarias que condujeron a la independencia de América; y, se la distingue por ser la primera ciudad del mundo en ser considerada “Patrimonio de la Humanidad”. Por allí algún autor la bautizo como “La Ciudad de las Campanarios” y alguien más “La ciudad de las golondrinas”.

KL

Iglesia y Plaza de la Merced

seperator

La iglesia de Nuestra Señora de la Merced, ubicada en la plaza del mismo nombre, gracias a su estilo barroco y morisco es una viva expresión de la estética del siglo XVI. En su interior podrás encontrar esculturas del Bernardo de Legarda (como la Virgen de la Merced, hecha en piedra) y obras de Miguel de Santiago, de la Escuela Quiteña.El convento ubicado en las calles Mejía y Cuenca tiene una belleza excepcional, entre los atractivos que aloja figura el reloj de sol del siglo XVII, ubicado en una pequeña cúpula, la fuente de piedra con un dios Neptuno tallado en el centro, las pinturas creadas por Miguel de Santiago, Nicolás Goríbar, Bernardo Rodríguez y Manuel Samaniego, las Catorce Estaciones del Vía Crucis, por la Judía Pinta, entre otros tesoros.

Vía: Quito.com.ec  | Fotografía: Rutadeldorado.com

KL

Iglesia y Plaza de San Agustín

seperator

De estilo barroco, es una muestra de la historia de la arquitectura y la fe de Quito del siglo XVI. Al entrar aquí harás un viaje en el tiempo que te permitirá conocer el trabajo de Miguel de Santiago, uno de los más grandes exponentes de la Escuela Quiteña de arte.

Las piedras usadas para levantar el convento se obtuvieron del volcán Pichincha. Ven a conocer la vida y milagros de San Agustín, a través de un admirable complejo de 25 lienzos de Miguel de Santiago. No dejes de visitar la Sala Capitular, que fue escenario de la firma del Acta del 10 de Agosto de 1809.

Vía: Quito.com.ec  |  Fotografía: Cuyabenolodge.com

KL

Iglesia y Plaza de Santo Domingo

seperator

La iglesia de Santo Domingo es una de las estructuras religiosas más importantes de la ciudad, con una historia que se remonta al año 1581. La plaza en la que se encuentra, que lleva su mismo nombre, fue un mercado indígena y ahora es un sitio de exposiciones de arte al aire libre.

Vía: Quito.com.ec  |  Fotografía: 

KL

Iglesia y Plaza de San Francisco

seperator

Una de las más grandes de Quito, esta plaza es una planicie de piedra volcánica en la que encontrarás la iglesia y el convento de San Francisco, uno de los complejos arquitectónicos más imponentes de América. Fue construido en 1550 y, desde entonces, sus campanarios gemelos son parte de la imagen postal de la ciudad.

Desde períodos preincaicos y antes de la conquista española, fue el principal mercado de la zona, donde se comerciaban todos los productos que venían del mar, del campo andino y de la Amazonía.

Vía: Quito.com.ec  |  Fotografía: albinger.com

KL

Your Message