tradición

Posted in Cook, Food, Quito Colonial, Restaurant, on 21 Junio 2017, by , 0 Comments

Es un guiso pero se lo conoce como seco. Se puede elaborar con chivo o borrego, pollo, entre otros cárnicos y tiene variante regionales. Sin embargo, el nombre que hace contradicción con su apariencia tiene orígenes inciertos. Una de las teorías más reconocidas, dice el chef e investigador Esteban Tapia, es que el término proviene de un vocablo inglés. A principios del siglo XX, en Santa Elena se preparaba este platillo en abundancia a los ingleses que se radicaron por trabajo en petroleras. La tradición ecuatoriana de servir sopa y segundo también lo consumían los ingleses y empezaron a llamarlo ‘second’ para hablar del segundo platillo, dice Tapia. El vocablo se difundió, se abrevió y se adaptó al vocablo ecuatoriano como ‘seco’. El chef e instructor en Culinary Art’s School, Felipe Capelo cuenta que se creó como una derivación del cabrito peruano y se ha adaptado a las regiones con tónicas dulces por el uso de panela en la Sierra y sabores más amargos en la Costa por una fuerte presencia de la cerveza. Este platillo es de origen ancestral y parte originalmente de una fermentación den chicha. Tapia indica que la carne debe dejarse fermentar ya sea en cerveza, chicha de jora o jugo de naranjilla. Este hecho no es solo para eliminar el tufo que suele tener la carne de chivo o borrego sino que esto permite que los nutrientes de la carne se asimilen y se ablande el producto. Los acompañantes esenciales del seco son el arroz coloreado con achiote, aguacate y una ensalada de lechuga, tomate y cebolla. Para Capelo estos accesorios son el común denominador de las distintas variantes del platillo en el Ecuador.

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección:http://www.elcomercio.com/sabores/origen-nombre-secodechivo-gastronomia-receta.html

Seguir leyendo...

Posted in Quito Colonial, on 10 Abril 2017, by , 0 Comments

No solo el lila es el color de los penitentes de Semana Santa. En la procesión Jesús del Gran Poder del Sur, el blanco, el café y el negro también tienen su protagonismo. Estos tonos corresponden a los trajes del Alma santa de Patate, el Alma santa de Cuenca y el Turbante de Chimbacalle. Los tres, más el cucurucho y el sahumeriante, son los personajes principales de este acto religioso que, en este 2014, cumple 17 años. La Semana Santa se realizó por primera vez en Quito hace 417 años. En una investigación del Instituto Metropolitano de Patrimonio se señala que, según la historiadora Valeria Coronel, las primeras noticias de este ritual datan de 1597. Por cerca de estos casi cuatro siglos, la festividad ha tenido cambios. Uno de los más evidentes está en los personajes que asistían a los actos del Viernes Santo. En el mismo documento del IMP, el francés Alcide D’Orbigny describe una procesión de 1841, en la que participaban almas santas, bandas, judíos, sacerdotes… Según Steve Domínguez, de la Agrupación Jesús del Gran Poder del Sur, participaban más de 21 personajes, que con el transcurrir de los años han desaparecido. Este grupo, conformado por 45 familias, desde hace cuatro años mantiene una campaña para rescatarlos. Empezaron con cinco que están más relacionados con lo más arraigado (ver infografía). Para el historiador Alfonso Ortiz, los hechos culturales religiosos son muy frágiles y fáciles de destruir y complicados de reconstruir. Los cambios de mentalidad en la población y la Revolución Liberal hicieron que esas devociones populares desaparezcan, agrega. A decir de Ortiz, la puntilla final se dio en el período liberal. Allí ocurrieron dos hechos. En 1906 se emitió un Código de Policía que sancionaba las manifestaciones políticas o religiosas que no contaban con permiso escrito. Luego, en 1911, el Congreso prohibió las manifestaciones ‘externas’ de cualquier culto religioso como procesiones y altares en calles y plazas’. Eso estuvo vigente hasta 1949, cuando volvió la procesión de Viernes Santo durante el gobierno de Galo Plaza Lasso, para desaparecer al año siguiente. No fue sino hasta 1961 que en el convento de San Francisco surgió la idea de sacar a las calles la imagen de Jesús del Gran Poder. En el caso de Quito, con la procesión Jesús del Gran Poder, la memoria de los quiteños se reactivó. Ahora, Domínguez explica que el propósito de promocionar los trajes es posicionarlos en el imaginario de la comunidad, explicar su significado y así recuperar la fiesta. Además, que la celebración de la Semana Santa empezaba en el Domingo de Ramos, que era tan apoteósica que venían fieles y penitentes de otras ciudades. Por eso se entiende la presencia de las Almas santas de Patate y de Cuenca. Ortiz agrega que el aporte de los franciscanos para rescatar las manifestaciones religiosas es válido. Pero hace una observación: considera que se trata de recuperar los actos religiosos pero sin el contenido fundamental: la piedad. Para él, las manifestaciones religiosas se han vuelto cosas folclóricas. “Toda la cuestión religiosa es un espectáculo”. En esto coincide Bolívar Orellana, un jubilado que suele descansar en las bancas de la Plaza Grande. Él recuerda que durante los días santos, de los años sesenta, había más recogimiento y devoción. “Los rezos y pedidos tenían otro sabor y otro significado”. Para él, la sociedad disminuyen en valores. Para Julio Viracocha, de 67 años y vecino de Cotocollao, no importan las formas de la celebración, trajes, personajes o misas, lo que tiene valor es la fe. La procesión Jesús del Gran Poder del Sur empieza este mediodía. Los cinco personajes acompañados de un portaestandarte y soldados romanos recorrerán siete kilómetros. Ellos partirán desde la iglesia de la Virgen de El Quinche, en el barrio La Unión. El año pasado participaron 120 000 personas.

Fuente:http://www.elcomercio.com/actualidad/quito/cinco-personajes-se-rescatan-procesion.html

Seguir leyendo...

Posted in Quito Colonial, on 10 Abril 2017, by , 0 Comments

El Arrastre de Caudas es un antiguo ritual funerario romano. Cuando un general moría por guerra o enfermedad, el jefe de la legión hendía el aire con el estandarte sobre el cadáver de éste. De esta manera las virtudes y fortalezas del general podrían ser pasadas al ejército que, posteriormente recibía el flameo del estandarte. Tras la desintegración del imperio romano, muchas de sus tradiciones pasaron al cristianismo, y concretamente esta tradición pasó a la archidiócesis de Sevilla. La continuidad del rito en Sevilla se conserva y, además, en Quito, única ciudad latinoamericana.

Ocho canónigos visten de negro y llevan tres prendas: la sotana, una capa pequeña y la capucha de la que se desprende la cauda, una tela negra de varios metros de largo que cae por las espaldas de los religiosos y se arrastra por el suelo. Algunos devotos evitan ser tocados por esta prenda ya que tienen la creencia de que si les roza les llegará la muerte en un año. El Arzobispo luce una vestimenta dorada, púrpura y blanca, adornada con bordados en hilos de oro y plata.

caudas

caudas 1

Todos los colores tienen su significado: el negro es el luto por la muerte de Jesucristo, el rojo de la cruz sobre la bandera es el color del martirio, el púrpura es el color de la penitencia y el blanco de la pureza.
Los religiosos penitentes parten del Altar Mayor y recorren el templo acompañados de dos acólitos, estudiantes del Seminario Mayor, que llevan cirios encendidos. El Arzobispo camina portando el Santísimo, una joya de oro y piedras preciosas que lleva incrustados fragmentos de la Verdadera Cruz, el madero donde Jesucristo padeció su pasión. Desfila bajo un palio, una estructura portátil colonial utilizada hace siglos en las ceremonias religiosas solemnes para proteger y subrayar la dignidad del Santísimo. En Quito, solo la Catedral Metropolitana tiene en su patrimonio esta reliquia, enviada desde el Vaticano con las garantías de autenticidad correspondientes.

Este ritual funerario se realiza en Quito desde el siglo XVI, cada miércoles santo al medio día en la Catedral Metropolitana de la ciudad, y probablemente es la única ciudad del continente americano que continúa haciendo. (FS)

Imágenes: 1) “Canónigo en Semana Santa”, de Juan Agustín Guerrero, en Imágenes del Ecuador del siglo XIX. Fonsal, 2005. 2 y 3) “Ritual Catedral Metropolitana”, www.andes.info.ec

Fuente: http://www.archivoqhistorico.quito.gob.ec/index.php/quito-y-sus-historias/38-arrastre-de-caudas

Seguir leyendo...